En esta sección encontrarás toda la información necesaria para realizar los trámites más importantes para tu residencia en Brasil.

  • Permiso de Trabajo

Para ejercer legalmente una actividad remunerada en Brasil es necesario estar en posesión de un visado de residencia, ya sea temporal o permanente. Para solicitar el visado, entre otras exigencias, es necesario un contrato de trabajo.

La empresa brasileña interesada en contratar mano de obra extranjera deberá elaborar el correspondiente contrato de trabajo que, una vez firmado por ambas partes, deberá ser visado por la secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo

Cumplido este trámite, se enviará el contrato al trabajador extranjero quién lo unirá al resto de la documentación necesaria para la solicitud del visado de residencia Dicha documentación deberá presentarla en el Consulado brasileño en cuya Demarcación resida.

El Consejo Nacional de Inmigración es un órgano colegiado, presidido por un representante el Ministerio de Trabajo cuyos fines, entre otros son los de formular los objetivos para la elaboración de la política de inmigración; coordinar y orientar las actividades de inmigración; establecer normas para la selección de inmigrantes y determinar periódicamente las necesidades de mano de obra extranjera cualificada.

El objetivo esencial de la política de inmigración es conseguir mano de obra especializada en determinados sectores de la economía nacional para la ejecución de la Política Nacional de Desarrollo en todos sus aspectos y, en especial, en lo que respecta al aumento de la productividad, a la adquisición de tecnología y a la captación de recursos para sectores específicos.

Este objetivo es el que guiará las autorizaciones de los contratos de trabajo.

  • Visados temporales

Por motivos laborales, se expedirán para realizar una actividad remunerada, durante un período determinado, en los siguientes ámbitos:

– Como artista o deportista: Plazo máximo de estancia 90 días (artistas) y 2 años (deportistas)

– Como científico, profesor, técnico o profesional de cualquier otro tipo, bajo régimen de un contrato laboral o al servicio del gobierno brasileño. El plazo máximo de estancia será de 2 años. Con posterioridad, mediante autorización expedida por el Departamento de Justicia Federal, oída la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo, se puede transformar en Visado Permanente.

Plazo de utilización de visados:

El plazo de utilización de los visados es de 90 días. Puede solicitarse una prórroga de otros 90 días.

Prorrogas:

En ambos casos los visados son prorrogables una sola vez. La prórroga no podrá exceder el plazo máximo establecido para la concesión que se ha indicado anteriormente para cada caso. La prórroga debe solicitarse con una antelación de 30 días con respecto al vencimiento de la validez del visado. Expirada la validez del visado, sin haber formulado en tiempo y forma una solicitud de prórroga, el interesado deberá requerir un nuevo visado desde el extranjero.

 Documentación para residencia temporal:

– Formulario de solicitud

– Pasaporte

– 2 fotografías 3x4

– Certificado internacional de vacunación, cuando proceda

– Certificado médico, expedido por facultativo designado por Consulado brasileño, cuando proceda

– Prueba de medios de subsistencia

– Certificado de antecedentes penales

– Contrato de Trabajo, visado por la Secretaria de Inmigración del Ministerio de Trabajo

El extranjero admitido temporalmente, mediando contrato laboral, solamente podrá ejercer la actividad en la entidad por la que fue contratado en el momento de concesión del visado, salvo autorización expresa del Departamento Federal de Justicia, oído el Ministerio de Trabajo.

  • Visado permanente

Transcurrido el plazo de 4 años de ejercicio de la misma actividad laboral con visado temporal, se podrá solicitar su transformación en permanente.

Los visados permanentes, por motivos laborales, se expedirán para realizar una actividad remunerada, sin limitación temporal alguna.

Para la obtención de este visado, el extranjero deberá cumplir las exigencias de carácter especial previstas en las normas de selección de emigrantes establecidas por el Consejo Nacional de Inmigración y presentar la documentación que seguidamente se expone.

Documentación para residencia permanente:

– Formulario de solicitud

– 2 fotografías 3x4

– Pasaporte

– Certificado internacional de vacunación, cuando proceda

– Certificado médico, expedido por facultativo designado por Consulado brasileño cuando proceda

– Prueba de medios de subsistencia

– Certificado de antecedentes penales

– Contrato de Trabajo visado por la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

– Prueba de residencia en el ámbito de la Demarcación Consular donde se solicita el visado.

– Partida de nacimiento o certificado de matrimonio

La concesión del visado de residencia permanente podrá condicionarse al ejercicio de una actividad profesional concreta en una región determinada, por un plazo no superior a los 5 años.

El extranjero admitido de forma permanente para ejercer una actividad profesional concreta en una región determinada no podrá, durante el plazo establecido en el momento de concesión del visado, cambiar de domicilio, ni de actividad profesional, ni ejercer la misma fuera de aquella región, salvo en caso excepcional y mediante autorización expresa del Departamento Federal de Justicia, oída la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

Documentación para extranjeros residentes

Los portadores de visado temporal, o permanente dispondrán de un plazo de 30 días desde su entrada en el país para inscribirse en el Registro de Extranjeros de la Policía Federal . Efectuado el registro, el Departamento de la Policía Federal expedirá y le entregará el correspondiente documento de identidad para extranjero.

El extranjero con residencia permanente en Brasil que se ausente del país por un período superior a dos años, perderá la condición de residente.

El trabajador extranjero residente en Brasil de forma temporal o definitiva deberá obtener en la Delegación Regional de Trabajo la “Carteira de Trabalho e Previdencia Social”.

Formulario de solicitud

– 2 fotografías 3x4

– Pasaporte

– Certificado internacional de vacunación, cuando proceda

– Certificado médico, expedido por facultativo designado por Consulado brasileño cuando proceda

– Prueba de medios de subsistencia

– Certificado de antecedentes penales

– Contrato de Trabajo visado por la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

– Prueba de residencia en el ámbito de la Demarcación Consular donde se solicita el visado.

– Partida de nacimiento o certificado de matrimonio

La concesión del visado de residencia permanente podrá condicionarse al ejercicio de una actividad profesional concreta en una región determinada, por un plazo no superior a los 5 años.

El extranjero admitido de forma permanente para ejercer una actividad profesional concreta en una región determinada no podrá, durante el plazo establecido en el momento de concesión del visado, cambiar de domicilio, ni de actividad profesional, ni ejercer la misma fuera de aquella región, salvo en caso excepcional y mediante autorización expresa del Departamento Federal de Justicia, oída la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

Inversor extranjero (persona física):

El ministerio de Trabajo podrá autorizar la concesión de visado permanente a la persona física extranjera que pretenda residir en Brasil con la finalidad de invertir recursos propios externos en actividades productivas.

Deberán realizar un inversión de 150.000 reales y será analizado el interés social de la inversión( creación de empleos y renta, incremento de la productividad, asimilación de tecnología  la inversión en sectores específicos).

La inversión podrá ser menor de 150.000 reales en casos de importante interés social de la inversión.

  • Derecho de residencia

  • Visados

La legislación establece los siguientes visados para entrar en el país:

1.- De tránsito: No se exige a los ciudadanos españoles. Permite una sola entrada, estancia máxima de 10 días, improrrogable.

2.- De turista: No se exige a los ciudadanos españoles. El plazo máximo de validez es de 5 años y permite entradas múltiples en el país, con estancias por períodos no superiores a 90 días, prorrogables por idéntico período, hasta un máximo de 180 días anuales. La prórroga la concede el Departamento de Policía Federal

3.- Residencia temporal.

4.- Residencia permanente.

5.- De cortesía.

6.- Oficial.

7.- Diplomático.

Los tres últimos tipos de visado están reservados al personal de las embajadas, consulados y organismos internacionales.

Solicitud de visado

Los visados se solicitarán en el extranjero y se concederán por las Misiones diplomáticas brasileñas, Secciones Consulares y por los Vice-Consulados, en este caso previa autorización de la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores.

Así mismo, será necesaria la autorización previa de la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores para la concesión de visados de cortesía, oficial y diplomático por parte de las Secciones Consulares, por los Vice-Consulados Consulados Honorarios.

Con carácter excepcional, el Ministerio de las Relaciones Exteriores podrá conceder en Brasil visados.

La concesión de visados es individual y podrá extenderse a los dependientes legales.

Plazo utilización visados

El plazo de utilización de los visados es de 90 días. Puede solicitarse una prórroga de otros 90 días.

  • Visado temporal

Documentación requerida para Visados Temporales

– Formulario de solicitud

– 2 fotografías 3x4

– Pasaporte

– Certificado internacional de vacunación, cuando proceda

– Certificado médico, expedido por facultativo designado por Consulado brasileño, cuando proceda

– Prueba de medios de subsistencia

– Certificado de antecedentes penales

– Contrato de Trabajo, cuando proceda, visado por la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

En función de la finalidad específica del visado, esta documentación se completará con la que se requiera para cada caso concreto.

Prórrogas visados temporales:

Todos los visados temporales son prorrogables una sola vez, excepto en el caso de los estudiantes que permite más prórrogas. Las prórrogas no podrán exceder el plazo máximo establecido para la concesión y que se ha indicado anteriormente para cada caso. La prórroga debe solicitarse con una antelación de 30 días con respecto al vencimiento de la validez del visado. Expirada la validez del visado, sin haber formulado en tiempo y forma una solicitud de prórroga, el interesado deberá requerir un nuevo visado desde el extranjero.

Transformación visados:

Podrán transformarse en PERMANENTES, siempre que concurran las condiciones para su concesión, los visados concedidos

  1. para ejercer actividad como científico, profesor, técnico o profesional de otra categoría bajo régimen de contrato o al servicio de la administración pública.
  2. a los miembros de congregaciones religiosas

La transformación es competencia del Departamento Federal de Justicia.

Los visados diplomático u oficial pueden transformarse en de residencia temporal o permanente. La solicitud se presentará en el Departamento de Policía Federal que la hará seguir al Departamento Federal de Justicia.

La transformación de los visados de tránsito, turista, de residencia temporal o permanente en oficial o diplomático es competencia del Departamento Consular y Jurídico del Ministerio de Relaciones Exteriores.

  •  Visado permanente

Documentación requerida para Visados Permanentes

– Formulario de solicitud

– 2 fotografías 3x4

– Pasaporte

– Certificado internacional de vacunación, cuando proceda

– Certificado médico, expedido por facultativo designado por Consulado brasileño, cuando proceda

– Prueba de medios de subsistencia

– Certificado de antecedentes penales

– Contrato de Trabajo, cuando proceda, visado por la Secretaría de Inmigración del Ministerio de Trabajo.

– Prueba de residencia en el ámbito de la Demarcación Consular donde se solicita el visado

– Partida de nacimiento o certificado de matrimonio

En función de la finalidad específica del visado, esta documentación se completará con la que se requiera para cada caso concreto.

La concesión de visado permanente puede estar condicionada al ejercicio de una actividad determinada.

 

  • Conducción

Usted puede conducir con su permiso español en Brasil durante 180 días. Transcurrido ese plazo puede acudir al DENATRAN para solicitar su canje por el permiso brasileño. Para el canje de los permisos A1, A, B y B+E el canje no requiere la realización de ninguna prueba. Para más información puede consultar el acuerdo sobre reconocimiento recíproco y canje de los permisos de conducción nacionales entre España y Brasil.

  • Coberturas sociales

  • Prestaciones de la Seguridad Social en Brasil

Las prestaciones de la Seguridad Social Brasileña se enmarcan dentro de la Política Social, y se manifiestan en dos vertientes diferenciadas, la Seguridad Social propiamente dicha y la Asistencia Social. Por tanto, se pueden distinguir claramente dos modalidades de prestaciones, las de carácter contributivo y las de carácter no contributivo.

Ámbito contributivo: Prestaciones de Seguridad Social

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, organismo autónomo federal, dependiente del Ministerio de Previdencia Social tiene por finalidades:

  • Promover la recaudación y la fiscalización de las cotizaciones sociales
  • Gerenciar los recursos del Fondo de Previdencia y Asistencia Social
  • Conceder y mantener las prestaciones sociales.

Para tener derechos a las distintas prestaciones que, más adelante se enumerarán, los conceptos fundamentales que se tienen que tener en cuenta son:

Qué personas físicas tienen la consideración de Trabajadores: 

  • trabajador en general por cuenta ajena;
  • trabajador que desempeña determinadas actividades especiales;
  • empleado doméstico;
  • contribuyente individual (antiguos empresario trabajador autónomo o equiparado a trabajador autónomo);
  • asegurado facultativo : se pueden afiliar al Régimen General de la Seguridad social, como asegurados facultativos, las personas mayores de 16 años que no ejerzan actividades remuneradas tales como : amas de casa; el presidente de una comunidad de propietarios cuando no es remunerado; los estudiantes; el brasileño que acompaña al cónyuge cuando éste va a prestar servicios en el exterior; quién dejo de ser asegurado obligatorio; el becario que presta servicios en una empresa; el becario que, a tiempo completo, se dedica a la investigación, curso de especialización, post-graduación o doctorado, tanto en Brasil como en el exterior, siempre que no estén obligatoriamente encuadrados en cualquier otro régimen de Seguridad Social; los penados; los brasileños residentes o domiciliados en el exterior, salvo que deba estar afiliado a la Seguridad social del país de residencia con el que Brasil tenga suscrito convenio internacional;
  • asegurado especial (productor rural persona física sin empleados): productor, parcero o mediero rural, o pescador artesanal y sus similares que ejercen esas actividades individualmente o en régimen de economía familiar con o sin auxilio eventual de terceros. Asimismo, se considera asegurado especial los miembros de la familia (cónyuges o compañeros, hijos mayores de 16 años o equiparados) que trabajan en la actividad rural en el propio grupo familiar y las personas pertenecientes a los pueblos indígenas declarados como tales por la FUNAI (Fundación Nacional del Indio) ;
  • dependiente : existen tres clases de dependientes :
    • Clase I: el cónyuge, la compañera o compañero y los hijos no emancipados, cualquiera que sea su condición, menores de 21 años o inválidos.
    • Clase II : los padres
    • Clase III: los hermanos, no emancipados, cualquier que sea su condición, menores de 21 años o inválidos.
  • Los hijos del otro cónyuge y las personas sometidas a tutela se equiparan a los hijos.

Sistema o métodos de inscripción y afiliación, o formalización de la relación jurídica que vincula a la seguridad social a las personas que cotizan a la misma, lo que conlleva una serie de derechos y obligaciones. La inscripción y afiliación tienen carácter obligatorio desde que se dan los supuestos de hecho determinados normativamente, y se producen automáticamente. Para la inscripción y afiliación de cada una de las categorías de trabajadores o asimilados anteriormente mencionadas, existen normas específicas.

La inscripción y afiliación de un asegurado, para cualquier categoría, exige el tener 16 años cumplidos, excepto para el menor aprendiz que se permite a partir de los 14 años.

Cotización: Es la aportación económica a la Seguridad Social. Se calcula aplicando un tanto por ciento determinado sobre el denominado “salario de cotización”. El tipo de cotización varía dependiendo de la categoría de trabajador de que se trate en cada caso, así como de los tramos establecidos de “salario de cotización”. Dicho tipo se distribuye entre el trabajador y el empresario cuando dicho trabajador lo es por cuenta de una empresa o empleador.

Carencia: Es el período mínimo de cotizaciones exigido para que el asegurado tenga derecho a cada una de las prestaciones. Para el asegurado especial, la carencia es el número de meses de ejercicio efectivo de la actividad rural, aunque sea de forma discontinua, necesarios para la concesión de las prestaciones.

Salario-Beneficio: cuantía de las prestaciones que se obtiene de la media aritmética de los salarios de cotización. Existen normas específicas según las prestaciones de que se trate.

Prestaciones

Auxilio-Enfermedad: Es la prestación económica a la que tiene derecho el asegurado que, después de acreditar la carencia, cuando sea exigida, deviene incapaz para trabajar (aunque sea temporalmente) por enfermedad durante más de 15 días consecutivos.

  • La incapacidad para el trabajo debe de ser comprobada mediante examen médico de los facultativos del INSS.
  • En términos generales la carencia exigida es de 12 cotizaciones mensuales.
  • Tendrán derecho a esta prestación, con independencia de la carencia acreditada, los asegurados obligatorios y facultativos, cuando la incapacidad provenga de accidente de cualquier naturaleza.
  • La cuantía de esta prestación es el 91% del “salario beneficio”

Auxilio-Accidente : Es la prestación que se concede, como indemnización, al trabajador, (excepto los trabajadores domésticos, los que desempeñan determinadas actividades especiales, asegurado especial), que estando percibiendo el auxilio-enfermedad, se consolidan las lesiones procedentes de accidente (incluso de accidente de trabajo), de las que resultan secuelas definitivas que implican una reducción de la capacidad para trabajar y/o imposibilitan el desempeño de la actividad ejercida en el momento del accidente.

  • No se exige carencia para la concesión de esta prestación, pero sí es preciso tener la condición de asegurado.
  • La comprobación de la lesión e imposibilidad para que el asegurado pueda continuar desempeñando la actividad que ejercía en el momento del accidente, se lleva a cabo mediante examen médico de los facultativos del INSS.
  • La prestación se percibe desde el día siguiente al que termina la percepción del auxilio-enfermedad hasta el momento de percepción de cualquier pensión, siendo su cuantía el 50% del salario-beneficio que fue considerado para el auxilio-enfermedad, al que se le introducen algunas correcciones.

Abono-anual (13º): La prestación consiste en una paga del mismo importe que la que se perciba en caso de percibir prestaciones de auxilio-enfermedad, auxilio-accidente, jubilación, pensión por muerte, auxilio al penado o salario maternidad. Si el beneficiario no hubiera percibido dichas prestaciones durante un período de 12 meses, la cuantía de esta 13ª paga será proporcional. Dicha paga se abona en el mes de diciembre. Determinadas prestaciones no generan derecho a esta 13ª paga.
Salario-maternidad : Es la prestación a la que tiene derecho la mujer trabajadora por cuenta ajena, la que desempeña determinadas actividades especiales, la empleada doméstica, la contribuyente individual, la asegurada facultativa y especial, en el supuesto de parto. En términos generales se exige un período de carencia de 10 meses de cotización.

  • En caso de adopción, el salario maternidad sólo será abonado si no lo fue en el momento del parto.
  • La prestación se abonará a partir del octavo mes de gestación, o a partir de la fecha del parto, teniendo una duración de 120 días a partir del parto o de la fecha de determinación médica; normalmente 28 días antes y 91 después del parto, si bien en supuestos excepcionales en función de ser necesario mayor período de tiempo de recuperación de la gestante, la percepción de la prestación se puede prorrogar por dos semanas más, tanto antes como después del parto. En el supuesto de aborto involuntario se abonará una prestación correspondiente a dos semanas.
  • La cuantía del salario maternidad es equivalente al valor mensual de la remuneración total, existiendo peculiaridades para el cálculo según el tipo de trabajadora de que se trate.
  • El abono de la prestación se debe solicitar y es gestionado directamente por el INSS.

Salario-familia: Serán beneficiarios de esta prestación el trabajador por cuenta ajena, los trabajadores que desempeñen determinadas actividades especiales, cuyos salarios de contribución sean iguales o inferiores a una cantidad predeterminada, que tengan hijos menores de 14 años o hijos inválidos cualquiera que sea su edad.

  • Asimismo son beneficiarios el pensionista por invalidez cualquiera que sea su edad; los pensionistas por edad (60 años para los hombres, 55 para las mujeres) que han sido trabajadores rurales; y los demás tipos de pensionistas al cumplimiento de los 60 años para las mujeres y 65 para los hombres.
  • El devengo de la prestación es mensual, no exigiéndose carencia alguna para acreditar el derecho.
  • El cálculo de la cuantía tiene como base unas cuantías en proporción al número de hijos o asimilados, teniendo derecho el beneficiario al importe resultante de multiplicar una cuantía predeterminada tantas veces como hijos menores de edad o inválidos tuviere.

Jubilación por tiempo de cotización:

Pensión completa: Es la prestación a la que tiene derecho, la asegurada que haya cotizado durante 30 años como mínimo o el asegurado que haya cotizado durante 35 años, también como mínimo.

La cuantía de la pensión es el equivalente al 100% al salario beneficio.

Pensión proporcional: Es la prestación a la que tienen derecho los asegurados que hasta 16/12/1998 no habían cumplido el tiempo mínimo exigido para la pensión completa. Requisitos:

  • Tener cumplidos 48 años las mujeres y 53 los hombres
  • Tiempo de cotización: 25 años para las mujeres y 30 años para los hombres.
  • Tiempo de cotización adicional: El equivalente al 40% del tiempo que, en 16/12/1998 faltaba para alcanzar o límite máximo de cotización.
  • Cuantía: 70% del salario beneficio, incrementada en un 5% por cada año completo de cotización adicional al tiempo mínimo exigido.

La carencia mínima exigida es de 180 cotizaciones mensuales para los asegurados a partir de 25/07/1991; para los asegurados hasta 24/07/1991 está establecida una tabla progresiva de carencias.

Está permitido percibir la pensión por tiempo de cotización, de ambas modalidades, y continuar trabajando, en cuyo caso es obligatorio volver a cotizar en función de la actividad desempeñada.

Para el cálculo del salario beneficio de esta prestación se aplica una fórmula en función de la esperanza de vida, el tiempo de cotización, la edad, todo ello considerado en el momento de la jubilación, y una alícuota de cotización establecida en el 0,31

Están establecidos unos índices multiplicadores a aplicar al tiempo de cotización cuando el trabajador haya realizado actividades profesionales que hayan perjudicado su salud o integridad física.

Jubilación por edad : Es la prestación a la que tiene derecho el asegurado al cumplir 65 años de edad los hombres, o 60 años las mujeres, una vez acreditada la carencia exigida. Para los trabajadores rurales la edad está establecida en 60 años para los hombres y 55 para las mujeres.

La carencia mínima exigida es de 180 cotizaciones mensuales para los asegurados inscritos a partir de 25/07/1991, estando establecida una tabla de cotizaciones progresiva para los asegurados inscritos hasta 24/07/1991.

La percepción de esta prestación es compatible con el trabajo, en cuyo caso es obligatorio continuar cotizando a la Seguridad Social.

La cuantía mínima de la pensión es de un salario mínimo para los trabajadores que han desempeñado determinadas actividades especiales, siendo, para las demás categorías de trabajadores asegurados, la correspondiente al 70% del salario beneficio, más un 1% del mismo por cada 12 cotizaciones mensuales acreditadas, hasta alcanzar el tope del 100% del salario beneficio.

Dichos salarios beneficio varían en función de si el asegurado inscrito lo era antes o después de 28/11/1999, aplicándose una formula en función de la esperanza de vida, el tiempo de cotización y la edad, todo ello considerado en el momento de la jubilación, y una alícuota de cotización establecida en el 0,31.

Jubilación especial: Es la prestación a la que tiene derecho el asegurado, que habiendo trabajado durante 15, 20 o 25 años, según proceda, en condiciones especiales que perjudicaran su salud o integridad física. Se deberá comprobar la efectiva exposición a lo agentes nocivos químicos, físicos o biológicos u otros agentes perjudiciales para la salud o integridad física, durante el período equivalente al exigido para la concesión de la pensión. El tiempo de trabajo a considerar serán los períodos al ejercicio de la actividad de forma permanente y habitual (no ocasional ni intermitente) durante toda la jornada de trabajo.

Para calcular los años de cotización se aplica unos índices multiplicadores.

Para los asegurados inscritos a partir de 25/07/1991 se exige una carencia de 180 contribuciones mensuales, aplicándose una tabla progresiva de carencias para los inscritos hasta 24/07/1991.

La cuantía de la jubilación especial es el 100% del salario beneficio.

Esta pensión sólo es compatible con la realización de actividades no encuadradas dentro de la categoría de especiales.

Pensión por Invalidez : Es la prestación a la que tiene derecho el asegurado que, después de tener cumplida la carencia exigida, esté o no percibiendo el auxilio-enfermedad, sea declarado incapacitado para el trabajo y no susceptible de rehabilitación para el ejercicio de actividad que le pueda garantizar la subsistencia.

Los preceptores de esta pensión estarán obligados a revisiones médicas, por parte del INSS, cada dos años.

En el supuesto de que la pensión de invalidez tenga su origen en una accidente sea o no de trabajo no se exige carencia alguna; para los supuestos de invalidez procedente de cualquier otra causa, la carencia exigida es de 12 cotizaciones mensuales.

Son causas de pérdida del derecho a la pensión: cuando el asegurado recupera la capacidad para el trabajo o cuando el asegurado, voluntariamente, vuelve a trabajar.
La cuantía de la pensión es el equivalente al 100% del salario beneficio en el supuesto de que el asegurado no estuviera recibiendo el auxilio-enfermedad.

Si el beneficiario necesitase de la asistencia permanente de otra persona, según criterio médico, la pensión de invalidez se incrementará en un 25% a partir de la fecha de solicitud.

Pensiones por muerte y supervivencia: Son las prestaciones a las que tienen derecho los familiares dependientes del asegurado en caso de fallecimiento del mismo, inclusive por causa de accidente de trabajo.

Además de los familiares dependientes, por Sentencia Judicial también tendrán derecho a esta prestación, cuando sea solicitada, el compañero o compañera homosexual.

La pensión debida a los dependientes menores o incapaces se computará, a efectos económicos, a partir de la fecha de fallecimiento del causante con independencia de la fecha de solicitud.

No se exige carencia alguna siempre que la muerte haya ocurrido antes de la pérdida de la condición de asegurado.

La cuantía de la pensión es el equivalente al 100% del valor de la pensión que el causante percibía o de aquélla a la que hubiera tenido derecho por causa de invalidez en la fecha de fallecimiento.

En el supuesto de asegurado especial la cuantía de la pensión es el equivalente a un salario mínimo.

Cuando existan más de un familiar dependiente la cuantía de la pensión se dividirá entre todos los beneficiarios por partes iguales. Si alguno de los dependientes perdiera el derecho a la pensión, la parte dejada de percibir acrecerá el de los demás.

Auxilio a Penados: Es la prestación a la que tienen derecho, en las mismas condiciones establecidas para las pensiones por muerte y supervivencia, los familiares dependientes del asegurado que esté cumpliendo pena de prisión, en caso de que éste no esté percibiendo las prestaciones de auxilio-enfermedad, jubilación o remuneración por servicios, y cuyo salario de contribución sea igual o inferior a un mínimo preestablecido.

Reconocido el derecho, cada tres meses los familiares dependientes deberán presentar ante el INSS un atestado en el que conste que el asegurado continúa en prisión.

No se exige carencia para el reconocimiento del derecho, siempre que el ingreso en prisión se haya producido mientras se ostentaba la condición de asegurado y no se reciba remuneración alguna por parte de la empresa.

Esta prestación cuando es a favor de los menores de edad o incapaces se reconocerá, a efectos económicos, a partir del día efectivo de reclusión del penado con independencia de la fecha en que la solicitud sea presentada.

Son causas de extinción de la prestación: el fallecimiento de quien cumple penas de prisión, en cuyo caso, esta prestación se convierte en pensión por muerte; la fuga, libertad condicional, internamiento en régimen abierto o extinción de la pena; en los supuestos de mayoría de edad, emancipación, recuperación de la invalidez o muerte del dependiente.

La cuantía del auxilio a penados es el equivalente al 100% de la pensión que el asegurado percibía o de la que hubiera tenido derecho, si fuera pensionista de invalidez en la fecha del internamiento.

En caso de concurrencia de beneficiarios la cuantía del auxilio se dividirá entre todos por partes iguales. Si uno de los dependientes beneficiarios perdiera el derecho, la parte dejada de percibida por el mismo acrecerá a la de los demás beneficiarios.

Auxilio por enfermedad por accidente de trabajo: Tiene la consideración de accidente de trabajo el acaecido en el ejercicio del trabajo al servicio de una empresa, como trabajador por cuenta ajena, trabajador que desempeña determinadas actividades especiales, médico residente, o como asegurado especial en el ejercicio de sus actividades, que ocasione lesión corporal o perturbación funcional que provoque la muerte o la pérdida o reducción temporal o permanente para el trabajo.
Asimismo tienen la consideración de accidente de trabajo:

  • la enfermedad profesional, entendida como tal la enfermedad producida o desencadenada por el ejercicio continuo del trabajo en determinadas actividades, según relación elaborada por el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Previdencia Social
  • la enfermedad de laboral, entendida como tal la adquirida o desencadenada en función de las condiciones especiales en que el trabajo es realizado y relacionadas directamente con el mismo.

Otras situaciones que se equiparan al accidente de trabajo. 

  • No tienen derecho a esta prestación el empleado doméstico, el contribuyente individual ni el asegurado facultativo.
  • Para la percepción de esta prestación no se exige período de carencia alguno.
  • Se requiere la comunicación del accidente de trabajo, bien por la empresa o a falta de ésta, por el propio accidentado, sus dependientes, organización sindical competente, facultativo que asista al accidentado o cualquier autoridad pública.
  • Durante la percepción de esta prestación el trabajador no puede ser despedido en el plazo de los 12 meses siguientes a la fecha del accidente.
  • La cuantía de la prestación económica consiste en un 91% del salario beneficio, el cual se calcula según normas específicas según el asegurado estuviera inscrito antes o después de 28/11/1999.

Rehabilitación Profesional: Es un servicio que el INSS pone a disposición de sus asegurados, jubilados y familiares dependientes. El objetivo es proporcionar a dichos asegurados y dependientes incapacitados (parcial o totalmente) los medios adecuados para la reeducación y readaptación profesional y social de modo que puedan reinsertarse en el mercado de trabajo.

Siempre que sea indispensable para el proceso de rehabilitación profesional, el INSS suministrará, con carácter obligatorio, prótesis y aparatos de ortopedia, su reparación o sustitución, instrumento de ayuda para la locomoción tanto equipamientos necesarios para la rehabilitación profesional, como transporte urbano y alimentación y, en la medida de las posibilidades del Instituto a los familiares dependientes.

  • No se reembolsarán los gastos realizados no prescritos o autorizados por las Unidades de Rehabilitación Profesional.
  • Concluido el proceso de rehabilitación profesional, el INSS extenderá un certificado individual indicando las funciones para las que el rehabilitado fue capacitado profesionalmente.
  • La atención se lleva a cabo por un equipo multidisciplinar integrado por médicos, trabajadoras sociales, psicólogos, sociólogos y fisioterapeutas, entre otros.
  • Para acceder a la rehabilitación profesional no se exige carencia alguna.

Ayuda asistencial a personas mayores y minusválidos : Esta ayuda asistencial de carácter económico consiste en una cuantía equivalente a un salario mínimo que se abona a las personas mayores, de 67 años o más, que no ejerzan actividad remunerada alguna y a las personas minusválidas incapacitadas para la vida independiente y para el trabajo siempre que reúnan los siguientes requisitos: 

  • tener una renta familiar mensual por cada miembro de la familia, inferior a ¼ del salario mínimo;
  • no estar incluidos en ningún régimen de la seguridad social
  • no recibir ningún otro tipo de prestación social.

A los efectos de esta prestación, se tendrán en cuenta los miembros que integran la familia, teniendo tal consideración el cónyuge, el compañero o compañera, los padres, los hijos y hermanos no emancipados menores de 21 años o discapacitados.

La ayuda se podrá conceder a más de un miembro de la familia siempre que se acrediten los requisitos exigidos.

NOTA: El Salario Mínimo establecido a partir de 1 marzo de 2008 es de 415 Reales/mes, unos 156,60 Euros aproximadamente.
Para mayor información visite: http://www.previdencia.gov.br/

  • Prestaciones sociales a los extranjeros residentes

La Constitución de la República Federativa de Brasil promulgada en 1988, proclama dentro de su Título II “De los Derechos y Garantías Fundamentales”, Capítulo I “De los Derechos y Deberes Individuales y Colectivos” que, “Todos son iguales ante la ley, sin distinción de cualquier naturaleza, garantizando a los brasileños y a los extranjeros residentes en el País la inviolabilidad del derecho a………….la igualdad

En el Capítulo II, “De los Derechos Sociales”, dentro del mismo Título, se establece que “Son derechos sociales la educación, la salud, el trabajo, la vivienda, el tiempo libre, la seguridad, la previdencia social, la protección a la maternidad y a la infancia, la asistencia a los desamparados, en los términos de esta Constitución”, así como los derechos de los trabajadores.

Por otra parte, en el Título VIII “Del Orden Social”, Capítulo II, “De la Seguridad Social”, se establece que “La Seguridad Social comprende un conjunto integrado de acciones a inicitiva de los poderes públicos y de la sociedad, destinadas a asegurar los derechos relativos a la salud, la previdencia y la asistencia social”, remitiendo al desarrollo legislativo la organización de la Seguridad Social basándose en diversos objetivos entre los cuales, cabe destacar, “la universalidad de la cobertura y la atención”

Por lo que respecta a la Previdencia Social se proclama que será organizada en un régimen general, de carácter contributivo y de afiliación obligatoria, observando criterios que preserven el equilibrio financiero y actuarial que atienda, en los términos establecidos por la Ley, las distintas prestaciones. Y en cuanto a la Asistencia Social que, será prestada a quienes la necesiten, con independencia de las cotizaciones a la seguridad social.

Partiendo de este marco constitucional y del desarrollo legislativo y reglamentario llevado a cabo hasta la fecha, cabe concluir, en primer lugar, que las prestaciones sociales a las que tienen derecho los extranjeros que residan legalmente en Brasil, se rigen por el principio de igualdad con los nacionales brasileños.

En segundo lugar, dentro del concepto de prestaciones sociales cabe distinguir las de carácter contributivo a las que tienen derecho los extranjeros que residen legalmente, que ostentan la condición de trabajadores, afiliados a la Previdencia Social y reúnan los requisitos establecidos para cada una de las distintas prestaciones, y las de carácter no contributivo a las que tienen derecho los extranjeros que residen legalmente que se encuentren en las situaciones de necesidad descritas legal y reglamentariamente.

  • Sanidad

  • Convenio de asistencia sanitaria 

Se han firmado Convenios para garantizar la asistencia sanitaria a los españoles residentes en Brasil que sean beneficiarios de prestación por razón de necesidad, que comprende la prestación económica por ancianidad y la prestación económica por incapacidad absoluta para todo tipo de trabajo.

Estos Convenios son los siguientes:

Paraná

En el mes de julio de 2004, el Director General de Emigración, en el transcurso de un viaje oficial a Brasil, firmó con la empresa de servicios médicos Proclin-Proteção Clínica Ltda., un Convenio para la prestación de asistencia médica subvencionada a los españoles residentes en el estado de Paraná, que carezcan de recursos suficientes.

En virtud de este Convenio, los beneficiarios recibirán gratuitamente, atención sanitaria ambulatoria, de especialidades y hospitalaria, así como farmacéutica en los casos de internamiento hospitalario.

La asistencia hospitalaria se dispensará en las clínicas de Proclín-Proteção Clínica Ltda. y en otros establecimientos con los que esta empresa tenga establecidos conciertos para poder dar cobertura a los beneficiarios del Convenio en el Estado de Paraná.

El Convenio surte efectos a partir del día 1 de julio de 2004.

De este convenio se benefician 56 personas.

Porto Alegre

Con fecha 28 de enero de 2006 se firmó un Convenio de Asistencia Sanitaria con SULMED.- Asistencia Médica LTDA que garantiza la asistencia sanitaria a los españoles beneficiarios de prestación por razón de necesidad residentes legalmente en la región del “Gran Porto Alegre” y carezcan de esta protección por otro medio.

Este Convenio entró en vigor el 1 de mayo de 2006 y atiende a 21 personas.

Río de Janeiro

Con fecha 18 de septiembre de 2000, la Dirección General de Ordenación de las Migraciones y la Sociedad Española de Beneficencia de Río de Janeiro firmaron el Convenio para la prestación de asistencia sanitaria para los españoles residentes legalmente en la Demarcación Consular de Río de Janeiro que sean beneficiarios de prestación por razón de necesidad y que no disfruten de protección en materia sanitaria por otra vía.

En virtud del citado Convenio, los emigrantes españoles sin recursos reciben asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los socios de la Sociedad Española de Beneficencia de Río de Janeiro.

La asistencia sanitaria comprende:

  1. En todo caso, la atención ambulatoria
  2. Internaciones y procedimientos quirúrgicos de pequeño porte (catarata, colecistectomía, hernia, laparoscopia, prostatectomía, varices, etc.), así como emergencias o casos que, en virtud del estado de necesidad o urgencia del beneficiario o de su situación personal estén fuera de los baremos establecidos, limitándose la responsabilidad a la totalidad del presupuesto disponible.
  3. En caso de ser necesaria la hospitalización, intervenciones quirúrgicas, unidad de vigilancia intensiva u otros servicios de elevado coste, la Sociedad Española de Beneficencia se compromete a realizar la internación e sus propias instalaciones, dentro de la limitación de su capacidad financiera, o en centros públicos o privados concertados.

En la actualidad se benefician de este Convenio 427 personas

Salvador

Convenio de 12 de junio de 2012 (efectos 1 de julio de 2012), firmado entre la Real Sociedad Española de Beneficencia de Salvador (Bahía), que sustituye al firmado con fecha 25 de enero de 2008, que, a su vez, sustituía al de fecha 18 de noviembre de 1999.

Los beneficiarios de dicho Convenio son los españoles residentes legalmente en la Demarcación Consular de Salvador (Bahía), que sean titulares de prestación por razón de necesidad y que no disfruten de protección en materia sanitaria por otra vía.

La Real Sociedad Española de Beneficencia de Salvador ( Bahía) presta asistencia sanitaria ambulatoria y de especialidades.

En la actualidad se benefician de este Convenio 101 personas.

Sao Paolo

El 4 de febrero de 2013 se firmó con la empresa SOMEL SOCIEDADE PARA MEDICINA LESTE LTDA. ( BIOVIDA) un convenio para la prestación de asistencia sanitaria subvencionada a los emigrantes españoles residentes en la circunscripción consular de São Paulo. Dicho convenio tenía efectos retroactivos, entrando en vigor el 1 de enero de 2013. Este Convenio sustituye al firmado con ITALICA SAUDE LTDA con fecha 15 de junio de 2006

En virtud de este Convenio, los beneficiarios recibirán gratuitamente, atención sanitaria ambulatoria, de especialidades y hospitalaria, así como farmacéutica en los casos de internamiento hospitalario.

La asistencia hospitalaria se dispensará en las clínicas de. ITALICA SAUDE LTDA y en otros establecimientos con los que esta empresa tenga establecidos conciertos para poder dar cobertura a los beneficiarios del Convenio en todo el territorio de la Demarcación Consular de San Pablo.

De este convenio se benefician 523 personas.

Para saber más:

Consulta la Web Empleo de Brasil

– Consulta la web de la Embajada española en Brasilia